Sobre afectaciones a la Tierra y Territorio

Los Biocombustibles

En este sexenio el Gobierno del Estado de Chiapas ha impulsado la producción de los agrocombustibles como alternativa ante el cambio climático, pero según experiencia tanto en Chiapas y en otras partes de mundo demuestran que esta practica pone en riesgo la soberanía alimentaria.

Para producir los agracombustibles se requieren grandes extensiones de tierra que podrían servir para la producción de alimentos. Así, los agrocombustibles se convierten en una competencia con la alimentación, ya que se elaboran casi exclusivamente con alimentos: el etanol con maíz, trigo, caña de azúcar y azúcar de remolacha; el biodiésel con colza, soya o aceite de palma.

En Chiapas el gobierno del estado ha impulsado a los productores del campo a reconvertir sus hectáreas de cultivos dejando según ellos prácticas lesivas contra el medio ambiente como la siembra de maíz de autoconsumo. Pero el estudio A un año de experiencia señala “que debido a que el estado de Chiapas apoya la reconversión productiva de cultivos tradicionales como el maíz de autoabasto por otros cultivos ‘sustentables’ como el piñón y la palma de aceite, la seguridad alimentaria en la entidad podría verse amenazada, reduciendo la disponibilidad y acceso del maíz e incrementando con ello el costo de este alimento”.

Es importante indicar que: “…a un año de experiencia en la siembra del piñón, muestra que el 34.8% de los participantes involucrados consideraron haberse arriesgado al aceptar estas plantaciones debido a que es un cultivo nuevo, del que desconocen la comercialización, que no es resistente porque le afectan plagas y el fuego, no crece tan rápido como les dijeron y porque crece en tierras con condiciones favorables para el maíz por lo que tendrán menos terrenos para cultivar sus alimentos.”

Al nivel internacional el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación FAO, José Graziano da Silva, pidió al gobierno de los Estados Unidos que detenga la producción de biocombustibles, ya que esto daría un respiro a los mercados agrícolas y permitiría disponer del maíz como alimento. Esto debido que en los Estados Unidos, la mitad de la cosecha de maíz se utiliza para la producción de etanol como sustituto de la gasolina causando que el precio de los alimentos básicos en los últimos meses haya aumentado dramáticamente. La FAO destaca que por esta forma de producción la alimentación, especialmente de los más pobres, está amenazada.

Así mismo el presidente de Nestlé, Peter Brabeck, hizo un llamado a los políticos para terminar con el uso de alimentos en la producción de biocombustibles. Según Brabeck esto no significa que los biocombustibles deban ser eliminados, sino que los productores deberían utilizar otros materiales orgánicos. Advirtió que la producción de biocombustibles presiona más los precios de los alimentos, que se han elevado por el cambio climático.

El Maíz Transgénico

Este año se cumplió el plazo esperado después de más de una década por las corporaciones trasnacionales de la biotecnología para que se abra la puerta de la comercialización de maíztransgénico en México. Al iniciar las plantaciones experimentales, aumenta el riesgo de contaminación por polinización de cultivos nativos, la controversia sobre lo que se arriesga en el campo mexicano continúa abierta y tiene aún muchas preguntas sin respuestas.

Sin embargo los resultados de un estudio reciente realizado en Colombia por el biólogo francés Gilles-Eric Séralini demostró que ratas de laboratorio que fueron alimentadas con NK603, un maíz transgénico de la multinacional estadounidense agroalimentaria Monsanto presentan tumores, necrosis de hígado, insuficiencias renales y reducción de la expectativa de vida. Es el primer estudio en el que se prueba que los organismos genéticamente modificados (OGM) tienen una consecuencia sobre el organismo.

Según la página del Isaa (Servicio internacional para la adquisición de aplicaciones agrobiotecnológicas), una organización que promueve el uso de OGM, en Colombia hay 26 semillas genéticamente modificadas que se pueden cultivar. Estas incluyen claveles, algodón, arroz, rosas, soya, remolacha, trigo, maíz y lino. Colombia es así el cuarto país, después de México, Brasil y Argentina, donde el cultivo de más semillas transgénicas está autorizado.

La lucha de los pueblos por la defensa de la tierra y del territorio, durante este periodo se basa en la defensa de las semillas criollas y nativas, así como por la soberanía y autonomía alimentaria.

Reducción de Emisiones de la Deforestación y Degradación

La REDD+ se refiere al empleo de políticas e incentivos positivos para reducir las emisiones de la deforestación y degradación (REDD) y a apoyar la conservación de las reservas existentes de carbono de los bosques, la gestión sostenible del bosque, y el aumento de las reservas de carbono de los bosques (+) en países en desarrollo.

Según información con la que cuenta el Frayba Chiapas ha sido el primer estado en pagar dos mil pesos mensuales para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Evitada (REDD+). El planteamiento es que aquellos países dispuestos y en posibilidad de reducir emisiones de gases con efecto invernadero por evitar la deforestación y degradación de sus bosques, deberían ser compensados financieramente por dichas acciones, pagando con bonos de carbono .

La REDD+ está pensado para que los países desarrollados apoyen a los países en desarrollo con financiamiento para realizar acciones a nivel nacional para proteger y manejar sus bosques, y así reducir sus emisiones.

Sin embargo la REDD+ que se promueve en Chiapas se trata de un proyecto SubnacionalEl GCF (Governors’ Climate and Forest Task Force) es un grupo de gobiernos estatales o subnacionales de México, Brasil, Indonesia, Nigeria, Perú y EUA que a la fecha ha estado enfocado en la creación de esquemas de compensación subnacionales de REDD+ para grandes contaminadoras industriales en California.”

Greenpeace sostiene: “Usar las selvas de Chiapas para compensar las emisiones industriales reales en otra parte es una apuesta irresponsable para un futuro imposible de predecir, por que no se puede garantizar que el bosque se mantendrá en pie tanto tiempo como las emisiones que se supone que compensarán y que, finalmente, permanecerán en la atmósfera.”

Este proyecto en Chiapas ha desencadenado desigualdad y riesgo de conflictos porque la distribución del pago ha sido insuficiente e inequitativa, generando división comunitaria entre los pobladores.

 Para conocer más de este tema

rrodriguez@frayba.org.mx

 Permiso para comercializar semillas transgénicas en México:

REDD: la codicia por los árboles (2011):

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s