Monitoreo CA-I

Aquí encontraras el monitoreo y análisis sobre los actores del Conflicto Armado – Interno aún no resuelto, el actuar del ejército y policías en el estado y las acciones en contra de la llamada delincuencia organizada.

El estado del Conflicto Armado Interno en Chiapas

Este Centro de Derechos Humanos ha monitoreado el Conflicto Armado Interno en Chiapas, dado cuenta de las diversas coyunturas desde las situaciones que ha documentado en los diversos momentos álgidos del conflicto, la cual se ha caracterizado por una política de contrainsurgencia de los gobiernos federal y estatal en contra de Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), esta se agudiza cuando se trata de cambio de estafeta y reparto del control del político del sistema de partidos, por lo que hemos ubicado un patrón de violencia recurrente en cuando los cambios electorales, se desatan los enconos y conflictos entre los diversos grupos de poder por los puestos de gobierno en disputa y una vez establecido el escenario esencial se desprenden acciones para golpear al enemigo, en esta circunstancias es especifico la disputa por los territorios recuperados del EZLN.

A partir de los últimos meses de mayo a septiembre de 2012 hemos monitoreado y documentado la continua estrategia de confrontación comunitaria que los gobiernos a través de sus tres niveles (municipal, estatal y federal) realizan en contra de las comunidades autónomas zapatistas, por medio de los grupos de poder local comunitario, los cuales se benefician de protección y que desde el 2000 se ha ido construyendo una Guerra Integral de Desgaste. A la par sostienen un sistema de información a través de medios de comunicación masivos para tergiversa los que esta pasando frente a los desplazamientos forzados o las agresiones armadas, hostigamientos que hoy en día están recibiendo las Bases de Apoyo del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN), nexos que corroboramos a partir de la actos en contra del Municipio Autónomo Rebelde Zapatista (MAREZ) San Marcos Avilés, Comandante Abel, Jechvo y en la comunidad de Banavil.

En esto meses confluyeron las campañas electorales en el ámbito federal y estatal, en el cual pudimos documentar la presión política que se ejerció en contra de hombres y mujeres de los pueblos y comunidades de Chiapas, con la finalidad de que votaran por los partidos políticos, fue desde los dictados de elite del poder político de Chiapas, la decisión de votar, mediante la compra de votos y otros medios clásicos de corrupción electoral, por la Alianza: Partido Verde de México (PVM), Partido de la Revolucionario Institucional (PRI) y Nueva Alianza (NA), las consecuencia no sólo es que haya arrasado PVM-PRI-NA en el estado con sus candidatos y convirtiéndose el PVM es la primer fuerza política, dejando en lo local un profunda fragmentación en las comunidades.

En el aspecto político se mantiene la estrategia del doble discurso: por un lado, el gobierno federal invisibiliza al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y por el otro, el gobierno estatal expresa atender a las demandas del EZLN, desmarcándose de ser actor contendiente en el conflicto y se presenta como administrador de los escenario del conflicto y como mediador de los conflictos calificados como “intercomunitarios”

Sin embargo es evidente que el gobierno estatal juega un rol fundamental, en la implementación de la estrategia de Guerra Integral de Desgaste, especialmente en el uso de los recursos económicos para la confrontación, cooptación de organizaciones o comunidades que son resisten al sistema sobre todo en el ámbito de servicios y de la estructura política.

La utilización y compra de los medios masivos de comunicación por parte de los gobiernos, tergiversa y trata de bloquear la postura del EZLN y de organizaciones que difieren de las políticas gubernamentales. Imponiendo el gobierno su opinión o desviando la atención con publicidad turística o difusión de proyectos y los logros y avances en el gobierno que así mismo se nombra de “vanguardia”, siendo que se da continuidad a la política de descolocar el proceso autonómico y de las luchas de resistencia civil y pacifica construida a partir del cese al fuego en la apuesta de dar cumplimiento de manera unilateral a los Acuerdos de San Andrés, desconocidos por el gobierno mexicano.

Como hemos manifestado la estrategia de contrainsurgencia se ha operado de manera muy patente en las incursiones armadas de grupos de corte-paramilitar que se llevó acabo en la comunidad del MAREZ Comandante Abel que dio como consecuencia el desplazamiento forzado de 87 personas.

A pesar de que los gobiernos locales como el de Chiapas trata de ocultar las consecuencias de esta política gubernamental de violencia, utilizando un discurso desde la concepción hegemónica de los derechos humanos,1 a través de reformas legislativas que en la práctica son leyes muertas e instituciones como la del Consejo Estatal de Derechos Humanos, estos sirven al sistema como operadores políticos bajo los intereses del gobierno y a que avalan y mantienen en impunidad las violaciones a derechos humanos.2

Los escenarios están dados para la estrategia de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN) a través de la Iniciativa Mérida, esta la presencia militar desplegado en el territorio de Chiapas, con todo y sus retenes permanentes e itinerantes que violan el derecho a la libertad de tránsito,3 con particular presencia en la zona fronteriza y el territorio zapatista, en el cual se dirime el control territorial, la confrontación con las organizaciones sociales, comunidades y pueblos que habitan este espacio territorial.

El gobierno para controlar e inhibir a los movimientos de resistencia a implementando programas sociales para la división comunitaria, inmovilizando a los pueblos mediante la ocupación militar y las acciones de autoridades gubernamentales en complicidad con organizaciones sociales de la región, organizaciones de corte paramilitar, grupos ligados al gobierno de Juan Sabines, con la finalidad de golpear a las comunidades en resistencia ya los pueblos que luchan y ejercen su autonomía.

Para ejemplificar es sobre la situación de reactivación de los grupos armados: Con un patrón de confrontación directa de organizaciones progubernamentales que tienen en su historial integrantes paramilitares, tal como lo es en Sabanilla el actuar del grupo paramilitar Desarrollo Paz y Justicia que sigue amenazando y agrediendo con armas de fuego a la comunidad Comandante Abel, antes San Patricio, Marez, La Dignidad.4

Desplazados internos a causa del conflicto armado y los organismos internacionales

Este Centro de Derechos Humanos ha documentado la situación del desplazamiento forzoso, situación no atendida en el marco de la normatividad de los derechos humanos por los gobiernos federal y estatal, en estos18 años de conflicto armado interno.

En el curso de los años por parte de las autoridades gubernamentales se ha negado el desplazamiento por consecuencia de la guerra en Chiapas y como consecuencia la existencia de desplazados como efecto de la política gubernamental de la contrainsurgencia.

Una acción contradictoria y utilitaria fue que por iniciativa presentada por Juan Sabines el congreso aprobó el 14 de febrero de 2012 una Ley para la Prevención y Atención del Desplazamiento Interno en el estado de Chiapas, con el apoyo del Programa de Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD) a través del Programa Conjunto por una Cultura de Paz (PCCP) con la intención de atender esta problemática históricamente pendiente por el Estado mexicano y que ha dejado una herida abierta y perdidas irreparables e impunidad.

Sin embargo, testimonios recibidos,5 por este Centro de Derechos Humanos, señalan que el programa del PNUD y la UNESCO en las regiones del conflicto armado interno ha causado división comunitaria, debido a que es la continuidad de una política contrainsurgente, que han impulsado los gobiernos federal y estatal para la confrontación comunitaria y exclusión de los grupos de desplazados internos y desplazados-retornados, ya que estos han insistido en una atención integral, bajo los principios rectores del desplazamiento de las Naciones Unidas.

Por otra parte el PNUD junto con el gobierno de Chiapas tienen un censo de atención de desplazados por una cifra que oscila de 24 mil a 30 mil personas; censo creado por el gobierno de grupos cercanos a él, que en realidad son solicitantes de tierra y que tienen una historia de exclusión y marginación diametralmente distinta a quienes padecieron el desplazamiento forzado a causa de la política de contrainsurgencia del Estado mexicano. Por lo tanto las instituciones involucradas buscan la tergiversación de lo sucedido en los crímenes de lesa humanidad cometidos en la zona Altos y Selva de Chiapas, hechos que siguen en la impunidad.6

En el ejido San Marcos Avilés, Chilón, fueron desplazados de manera forzada desde el 09 de septiembre de 2010, que dio como consecuencia: 50 mujeres, 43 hombres y 77 entre niñas y niños integrantes BAEZLN. Actualmente se encuentran desplazados de sus tierras de trabajo y bajo constantes amenazas de nuevos desplazamiento a otras tierras donde actualmente viven.7

El 4 de diciembre de 2011, en el ejido Banavil, Tenejapa, hubo una agresión física por parte de un grupo del PRI lo cual dejó como resultado, la muerte del Sr. Pedro Méndez López, la agresión y desaparición forzada del Sr. Alonso López Luna, la detención y agresión de Lorenzo López Girón y el desplazamiento forzado de cuatro familias.

En el lapso de transición desde el gobierno de Pablo Salazar al de Juan Sabines se perpetró un desplazamiento forzado que resultó en la Masacre de la comunidad de Viejo Velasco. Ésta fue ocasionada por grupos de corte paramilitar OPDDIC e integrantes de la comunidad Lacandona, quien es iban acompañados por 300 elementos de la entonces Policía de Seguridad Pública el 13 de noviembre de 2006. Actualmente hay 36 personas desplazadas, 7 muertos y 2 desaparecidos. Situación que aún siguen en la impunidad.

  1. Asimismo, días antes, el 09 de noviembre de 2006 en la comunidad Busiljá, Ocosingo, se desplazaron 7 familias Además de fabricarles delitos a 12 personas que injustamente estuvieron detenidas.8 En el 2008 fueron liberadas y no pudieron retornar a sus tierras. Fue en el 2010 cuando decidieron retornar a sus tierras sin ninguna garantía de parte de las autoridades gubernamentales debido a no actuación del gobierno para solucionar la problemática. Ante esta situación el 7 de diciembre de 2011, los familiares del Sr. Elías Sánchez Gómez de Busiljá fueron desplazados de manera forzosa de nueva cuenta por la OPDDIC integrantes del PRI.
  2. Elías fue torturado y se encuentra detenido en el Centro Estatales para la Reinserción Social de Sentenciados (CERSS no.17) ubicado en Catazajá, Chiapas. En ese misma región fue desaparecida la niña Gabriela Sánchez Morales, el 17 de junio de 2011.

    Actualmente sigue La desaparición de Gabriela, desplazamiento forzado de 4 familias y la detención arbitraria de Elías, sin que el gobierno del estado de Chiapas de respuesta a estas graves violaciones a derechos humanos, a pesar de que existes medidas cautelares solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la desaparición de Gabriela.9

Otra situación de constante amenaza e incertidumbre en la posesión de tierras que históricamente son las que sufren los pobladores de San Gregorio, Ranchería Corozal y Salvador Allende, los cuales están asentados en la cuenca del río Negro, en el municipio de Ocosingo, y a través de la Asociación Rural de Interés Colectivo, Unión de Uniones Independiente y Democrática (ARICUUID) se han defendido en contra del desplazamiento forzado por lo menos tres sexenios de malos gobiernos que pretende desalojarlos.

Las poblaciones amenazadas a pesar que desde hace 35 años de conflictividad agraria entre los Bienes Comunales Zona Lacandona (BCZL) y tres poblados mencionados, llegaron a una cuerdo de conciliación que terminó con el conflicto agrario, no obstante los intereses de los gobiernos federal y estatal persisten exigiéndoles que desalojen sus tierras.10

Otros de los eventos denunciados son los ocasiona dos por integrantes del grupo paramilitar Desarrollo Paz y Justicia los cuales operan en la zona Norte del estado en los municipios de Sabanilla, Tila y por otros grupos de antecedente paramilitar en el municipio de Chenalhó.

Este Centro de Derechos Humanos enfatiza que las personas desplazadas nunca fueron atendidas como desplazados del conflicto armado interno. Todos estos eventos tienen una constante, son ocasionados por la violencia generalizada, derivada de los efectos del conflicto armado no resuelto.

También hemos manifestado en diferentes ocasiones su preocupación y a que el fenómeno del desplazamiento interno no es un evento aislado, sino una manifestación más de la estrategia militar y contrainsurgente aplicada en Chiapas y que vulnera directamente el territorio de lo pueblos indígenas. En este sentido, el desplazamiento interno tiene que ver fundamentalmente con el objetivo de controlar los territorios de la población que lucha por una alternativa distinta al sistema neoliberal que los está despojando.

Por otro lado, por su derecho a la cultura originaria, los indígenas, no sólo tienen el derecho a la vivienda sino también a la tierra y el territorio que les fue violentado. Los derechos de los pueblos indígenas protegen de manera particular diversos derechos económicos, sociales y culturales por la situación de vulneración en la que vive esta población, además de todos los derechos contemplados en la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, los cuales radican particularmente en la concepción de derechos colectivos.

A manera de Conclusión: En un Estado de simulación democrática, como el de México, donde de facto persiste la lógica de un Estado de excepción y contrainsurgente contra los pueblos organizados, que evocan el derecho a la rebelión11 como último medio de vida. El gobierno de México se resquebraja ante sus cuestionables instituciones y su representatividad política. No hay espacio del Estado que se salve de la corrupción y da evidencia de una democracia inexistente, ante un gobierno del espectáculo, que pretende enajenar a la población en general, para que ésta asuma sus dictados de juegos de intereses.

Chiapas sigue estando militarizado en su territorio, sobre todo en las comunidades indígenas preferentemente en zona de influencia del EZLN, el cual es el objetivo a destruir, esto se entiende en la lectura del proceso de la estrategia contrainsurgente implementada por el gobierno mexicano y sus diversos énfasis, según los gobiernos en el poder que va desde la confrontación directa de fuerzas regular ese irregulares y la implementación de proyectos sociales que junto con organismos intergubernamentales como el PNUD han sido cómplices y la ONU en este último sexenio apremiado a Juan José Sabines por su labor contrainsurgente.12

La guerra se ha afinado, adecuada a las nuevas situaciones, se ha deslizado hacia nuevas tácticas de la guerra integral de desgaste; ha utilizado los argumentos con un lenguaje en pro de los derechos humanos, con énfasis en los derechos colectivos de los pueblos indígena y de un discurso en reverencia de respeto que forma una plataforma falsa, vacía de contenidos, ya que la intención es la apropiación de los recursos naturales y la implementación de proyecto sociales por los gobiernos en sus tres niveles (federal, estatal y municipal) utilizados para fines clientelares, en la profundización de divisiones y enfrentamientos en las comunidades.

Pedro Faro

pfaro@frayba.org.mx

1 Santos, Boaventura de Sousa. Para Descolonizar el Occidente (Más allá del pensamiento abismal). Cideci-Unitiera, SCLC, Chiapas, México, 2011.

2 De la Crueldad al Cinismo. Informe sobre tortura. Frayba. 2010. Disponible en:

3 Comisión Civil Internacional se Observación de los Derechos Humanos, “Informe de la situación de los Derechos Humanos en Chiapas, Oaxaca y Atenco”, México, 2008.

4 Acción urgente no. 2. Frayba. disponible en:

Denuncias de la Junta de Buen Gobierno disponible en: ;

5 Archivo frayba, testimonios de desplazado por el conflicto armado interno en la zona norte de Chiapas. 2012

6 Documento: MATRIZ Paz versión final 190508. Fondos ODM Ventana de trabajo. Construcción de la Paz, elaborado por PNUD.2008.

7 Acción Urgente no. 3, Frayba. Disponible en:

8 Boletín de prensa no.13, Frayba, 2007. Disponible en:

9 Boletín de prensa no. 25, Frayba. 2010. Disponible en:

10 Revista Yorailmaya. Vivir en la incertidumbre, Frayba. 2012. Disponible en :

11 Preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, disponible en http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm

12 La redacción. La ONU otorga al gobernador Juan Sabines el premio Más México. Jornada.

 

Caravana de solidaridad y apoyo a nuevo poblado zapatista Comandante Abel:

Videomensaje de l@s Zapatistas de San Marcos Avilés

Videomensaje de l@s Zapatistas de San Marcos Avilés

Anuncios

Por sus frutos los conocerás: Hechos no palabras de Sabines y su papel en el Conflicto Armado Interno en Chiapas

El despojo, las agresiones, amenazas y hostigamientos es un patrón recurrente por la disputas de las tierras recuperadas del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y sus simpatizantes. Acciones realizadas por organizaciones progubernamentales y, en complicidad con gobiernos municipales, fomentado por el gobierno estatal y federal para dar continuidad a la guerra integral de desgaste, y búsqueda por debilitar al proceso autonómico de las Bases de Apoyo del EZLN (BAEZLN) en el marco del Conflicto Interno. La intención es acabar con el proceso de la defensa de su territorio y sus acciones de resistencia. A continuación describimos dos casos relacionados con esta estrategia:

Banavil

El 4 de diciembre de 2011, aproximadamente a las 7:00 horas, en Banavil, Tenejapa, un grupo de personas integrantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) agredieron con armas de fuego a la familia de Alonso López Luna (en adelante Sr. Alonso) simpatizantes del EZLN. En la agresión llegaron las Sras. Antonia Girón Gómez, Lucia López Ramírez y Antonia López Pérez con palos y piedras, golpeando a Sr. Alonso y a su familia; acto seguido cerca de 50 hombres integrantes del PRI, entre ellos Alonso López Ramírez, Diego Méndez López, Pablo López Entzin, Antonio López Méndez y Alonso López Méndez, rodearon la casa y sacaron a golpes al sr. Alonso, ante esto el Sr. Lorenzo López Girón (en adelante Sr. Lorenzo) al defender a su padre y recibió un balazo al lado derecho del pecho y otro a la altura de la ingle.

Como resultado del el evento está:

1.- El asesinato del Sr. Pedro Méndez López.

2.-la desaparición forzada Alonzo López Luna en el cual testigos afirman que cuando se lo llevaban iba sangrando y según información el 23 de diciembre de 2011, en el ejido Mercedes, que colinda con Banavil, se encontró un brazo que la familia asegura pertenece al Sr. Alonso, ya que identificaron una cicatriz en uno de los dedos.

3.-En cuanto al Sr. Lorenzo lo trasladaron al hospital en San Cristóbal de Las Casas (SCLC) y posteriormente fue detenido por policías estatales, con la acusación de lesiones calificadas. Estuvo recluido en condiciones dramáticas de salud, debido a la mala atención ocasionad por lo golpes y la bala que sigue alojada en su cuerpo y que le impide caminar y de manera arbitraria durante 3 meses en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados No. 5 CERSS No. 5 ubicado en SCLC, obtuvo su libertad el 23 de marzo de 2012.

4.- Las falsas acusaciones y la violencia generada por el grupo de caciques locales del PRI de los ejidos Banavil, Mercedes y Santa Rosa, del municipio de Tenejapa ha ocasionado el desplazamiento forzado de cuatro familias simpatizantes del EZLN y la detención arbitraria de Francisco Santiz López BAEZLN.

5.- El Sr. Francisco Santiz López (en adelante Sr. Francisco) BAEZLN, fue detenido, por policía ministeriales, a las 12:00 hrs. El mismo 4 de diciembre cuando se encontraba vendiendo fruta y verduras en la cabecera municipal de Tenejapa. Fue trasladado a la cárcel municipal y Actualmente Francisco se encuentra detenido en el CERSS No. 5 primero bajo las falsas acusaciones de lesiones y homicidio calificado por el gobierno de Sabines y actualmente acusado por el gobierno de Calderón por portación de arma de fuego exclusivo del Ejército, su encierro injusto se ha prolongado por 5 meses, a pesar de las pruebas aportadas para su libertad.

El 27 de marzo La Junta de Buen Gobierno, Corazón Céntrico de los Zapatistas Delante del mundo con sede en Oventic, Caracol II Resistencia y Rebeldía por la Humanidad Zona Altos de Chiapas levantó la voz y denunció estos actos en donde exige al gobierno mexicano la libertad inmediata del Sr. Francisco.

Ante esta situación de detención arbitraria de Francisco BAEZLN, se ha realizado acciones solidarias mundiales convocadas por las y los integrantes del Movimiento por Justicia del Barrio de La Otra Campaña Nueva York, que están evidenciado el aparato de justicia decadente del Estado mexicano y su utilización represora en contra de BAEZLN y a simpatizantes que resisten al sistema capitalista.

Banavil

28 de marzo, 2012,

La JBG de Oventic denuncia las injusticias que se están cometiendo con el compañero Francisco Sántiz López, privado de la libertad por culpa del mal gobierno.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2012/03/28/la-jbg-de-oventic-denuncia-las-injusticias-que-se-estan-cometiendo-con-el-companero-francisco-santiz-lopez-privado-de-la-libertad-por-culpa-del-mal-gobierno/

16 de marzo, 2012

La JBG de Oventik exige la libertad inmediata de Francisco Sántiz López, base de apoyo zapatista y de Don Lorenzo López Girón, injustamente detenidos por el mal gobierno desde el 4 de diciembre de 2011.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2012/03/16/la-jbg-de-oventik-exige-la-libertad-inmediata-de-francisco-santiz-lopez-base-de-apoyo-zapatista-y-de-don-lorenzo-lopez-giron-injustamente-detenidos-por-el-mal-gobierno-desde-el-4-de-diciembre-de-201/

Caso Nuevo Paraíso, Caracol de Garrucha

El pasado 24 de abril de 2012, la Junta de Buen Gobierno “El Camino del Futuro”, del Caracol III “Resistencia Hacia un Nuevo Amanecer” (La Garrucha), denunció el incremento del clima de agresiones y hostigamientos hacia las BAEZLN del poblado Nuevo Paraíso, del Municipio Autónomo Rebelde Zapatista Francisco Villa. Conflicto que se viene desarrollando desde los primeros meses de 2011, y que fuera denunciado por la misma Junta de Buen Gobierno el 7 de julio, 14 de agosto, 19 de septiembre del año pasado. (enlacezapatista.ezln.org.mx)

Las autoridades autónomas denuncian a los agresores como grupos de personas organizadas de las comunidades de Guadalupe Victoria (Ocosingo), apoyadas por la directiva de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (ORCAO); personas de la comunidad de Las Conchitas (Ocosingo), a quienes los identifican como militantes de la Asociación Rural de Interés Colectivo (ARIC-Histórica); y personas de la comunidad de Pojkol (Chilón), a quienes se les ubica como militantes de la Organización para la Defensa de los Derechos Indígenas y Campesinos (OPDDIC).

Pese a las denuncias realizadas el año pasado, las agresiones a los pobladores BAEZLN es una acción sistemática que está bajo la anuencia gubernamental. Cabe mencionar, como antecedente, que el 12 de agosto de 2011 se realizó una confrontación en que pobladores de las comunidades de Guadalupe Victoria, Las Conchitas y Pojcol, agredieron a BAEZLN con armas de fuego, piedras y palos.

El clima de agresiones, hostigamientos y las hostilidades ya no sólo se manifiestan en la invasión de las tierras recuperadas para la gestión y legalización gubernamental. Hay ya muestras claras de acciones contrainsurgentes que caracterizaron las acciones paramilitares de los años 90’s; la contaminación y envenenamiento de las fuentes de agua de la comunidad zapatista, el robo y destrucción de la milpa como fuente de alimento, y robo de la producción de café, fuente de ingreso.

Este tipo de acciones, son hechos que además se manifiestan de manera simultánea en la comunidad de San Marcos Avilés, de Chilón, municipio dejado en manos de la alianza PRI-PVEM (que cobija a las organizaciones y actores más hostiles del conflicto en esa región Chinchulines-OPDDIC y Paz y Jusitcia-UCIAF)

La intervención por parte del Gobierno el Estado, encabezada por Juan Sabines, ha generado un clima de impunidad para los actores progubernamentales, que ha favorecido el incremento de las hostilidades hacia las BAEZLN. Lo que viene sucediendo en la comunidad de Nuevo Paraíso no es nuevo, es la repetición de la dinámica que ha adquirido el tratamiento gubernamental del conflicto armado no resuelto en Chiapas; y en particular en el uso de las tierras como instrumento para generar conflictos y desgastar a la población civil zapatista.

El gobernador del Estado, Juan Sabines, en inserción pagada en el periódico La Jornada, de fecha 17 de noviembre de 2011, afirma:

Un balance detallado de los contextos políticos en que ha crecido el zapatismo en estos 28 años, arrojaría sin duda una historia de confrontaciones, de vidas perdidas, de persecución y hasta de cárcel, pero no durante mi gobierno, como lo señalan algunos actores quizá para procurarse financiamiento por parte de instituciones u organismos que de buena fe buscan contribuir al desarrollo de los pueblos indígenas de Chiapas, pero que lamentablemente desconocen a cabalidad nuestra realidad y las circunstancias que viven actualmente nuestras comunidades.[…]

Han enfrentado, sí, animadversiones por conflictos o disputas de tierras, pero mi gobierno ha respetado y actuado creando climas de distensión favorables.

Por más que haya quienes hablen irresponsablemente de guerra y acción gubernamental contra las comunidades zapatistas, no pueden referir hechos concretos porque no existen.[…]”1

Estas son las palabras del gobernador del Estado, y aquéllos otros, los hechos denunciados por las autoridades autónomas, quienes agregan en su denuncia:

SU LEMA DICE HECHOS NO PALABRAS, PUES HECHO ESTA TODO LO QUE ESTAMOS DENUNCIANDO NO SOLO SON PALABRAS. LA PAZ QUE DICEN TENER EN EL ESTADO ES DESPOJARNOS DE NUESTRAS TIERRAS QUE YA ESTAN PAGADAS CON SANGRE DE NUESTROS COMPAÑEROS CAIDOS DESDE EL DIA 1 DE ENERO DEL 1994. LA MUERTE NO LA QUEREMOS PERO LE DECIMOS CLARO A LOS MALOS GOBIERNOS, SI NO NOS RESPETAN TAMPOCO LO RESPETAMOS, ES DECIR SI QUIEREN QUE NOSOTROS VOLVAMOS COMO EMPEZAMOS PUES LO VAN A TENER.

YA BASTA DE TANTO DESPOJO DE TIERRA, YA BASTA CON SUS DESMADRES, ALTO AL DESPOJO DE TIERRAS. SI NO PUEDEN CONTROLAR A SUS GENTES USTEDES, LOS GOBERNANTES, NO ESTORBEN Y YA NO SIGAN ROBANDO A NUESTRO MEXICO. YA BASTA. (…) ¿QUIEN PUEDE AGUANTAR LO QUE NOS ESTA PASANDO EN NUESTRO TERRITORIO ZAPATISTA?”

Esta acción mediática del gobierno con su doble discurso está contemplada en el plan de campaña Chiapas 94’, que refiere el control de los medios de comunicación, parte de la acción de contrainsurgencia que más ha explotado el gobernador Juan Sabines, aunado al derroche clientelar de las arcas del Estado de Chiapas que como buen político de la familia chiapaneca ha aprehendido a dejarlas vacías y con una deuda que aún no sabemos bien a bien. Es tan sólo atisbar a la realidad del Estado de Chiapas para darse cuenta del gobierno de faramalla y simulacro.

Caso Nuevo Paraíso, Caracol de Garrucha

24 de abril, 2012

La JBG el Camino del Futuro de la Garrucha denuncia agresiones, despojo de tierras y robo de los tres niveles del mal gobierno.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2012/04/24/la-jbg-el-camino-del-futuro-de-la-garrucha-denuncia-agresiones-despojo-de-tierras-y-robo-de-los-tres-niveles-del-mal-gobierno/

15 de agosto, 2011

La JBG del Caracol III de La Garrucha denuncia que continúan las agresiones del mal gobierno y los paramilitares.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2011/08/15/la-jbg-del-caracol-iii-de-la-garrucha-denuncia-que-continuan-las-agresiones-del-mal-gobierno-y-los-paramilitares/

9 de julio, 2011

El mal gobierno intensifica la campaña de contrainsurgencia, denuncia la JBG de la Garrucha.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2011/07/09/el-mal-gobierno-intensifica-la-campana-de-contrainsurgencia-denuncia-la-jbg-de-la-garrucha/

Para mayor información escribir a:

Jorge Armando Gómez: jgomez@frayba.org.mx

Pedro Faro: pfaro@frayba.org.mx

28 de marzo, 2012,

La JBG de Oventic denuncia las injusticias que se están cometiendo con el compañero Francisco Sántiz López, privado de la libertad por culpa del mal gobierno.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2012/03/28/la-jbg-de-oventic-denuncia-las-injusticias-que-se-estan-cometiendo-con-el-companero-francisco-santiz-lopez-privado-de-la-libertad-por-culpa-del-mal-gobierno/

16 de marzo, 2012

La JBG de Oventik exige la libertad inmediata de Francisco Sántiz López, base de apoyo zapatista y de Don Lorenzo López Girón, injustamente detenidos por el mal gobierno desde el 4 de diciembre de 2011.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2012/03/16/la-jbg-de-oventik-exige-la-libertad-inmediata-de-francisco-santiz-lopez-base-de-apoyo-zapatista-y-de-don-lorenzo-lopez-giron-injustamente-detenidos-por-el-mal-gobierno-desde-el-4-de-diciembre-de-201/

Carta Pública

Felipe de Jesús Calderón Hinojosa

Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Juan José Sabines Guerrero

Gobernador del Estado de Chiapas.

Señores gobernantes, las constantes acciones en detrimento de los derechos humanos de la población en México y, de manera particular, de Chiapas nos obligan a señalarles en esta carta pública nuestra preocupación y rechazo a que continúen con las tendencias observadas como política de sus gobiernos, entre las más recurrentes señalamos: omisión a múltiples denuncias y solicitudes de intervención hechas de su conocimiento; permitir el rompimiento del tejido comunitario y social con la polarización de los conflictos; generar condiciones de emergencia alimentaria y sanitaria en comunidades que viven bajo asedio; administrar jurídica y políticamente violaciones flagrantes a derechos humanos de poblaciones indígenas en Chiapas.

Como personas, colectivos, organizaciones y comunidades seguimos de cerca las acciones de defensa y ejercicio de derechos protagonizadas por distintos pueblos y comunidades originarias; en este proceso hemos visto la evolución de la guerra que, desde 1994 y bajo el cobijo de los tres niveles de gobierno, se implementa en Chiapas en contra de quienes han decidido poner en práctica los Acuerdos de San Andrés que fueron firmados y negados por el Estado mexicano desde 1996.

No han sido pocos, ni menores, los “compromisos” incumplidos por parte de los partidos políticos que han ocupado, en sus varias etapas, distintos niveles de gobierno; sus acciones y omisiones han postergado concretar soluciones pacificas al conflicto armado interno aún no resuelto en Chiapas. Observamos la permanente implementación de estrategias contrainsurgentes que se develan en el hostigamiento, amenazas y ataques perpetrados por cuerpos policiacos, militares y de corte paramilitares cuyas acciones han dejado una larga lista de agravios entre las que contamos: detenciones arbitrarias, asesinatos, desapariciones forzadas, masacres, desplazamientos forzados y despojo territorial como “método” de control social. No está de más señalar que esto es resultado del nulo desarme y desactivación de los grupos civiles armados que operan, desde 1996, en distintas regiones de Chiapas.

Resulta de mayor preocupación comprobar que estas acciones son algunas que se recomiendan implementar a partir del documento “Plan de campaña Chiapas 94” de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) mismas que, hoy en día, continúan operando en contra de los pueblos y comunidades indígenas.

En los últimos dos años, de manera reiterada, las hostilidades en Chiapas han ido en aumento; la actuación de grupos paramilitares, en complicidad con servidores públicos, han convertido el despojo de tierras recuperadas, propiedad de comunidades autónomas, en pago como botín de guerra.

Múltiples son las intervenciones que se han hecho de conocimiento al gobierno estatal para que se detengan las acciones que atentan contra distintos derechos, a saber: Derecho a la autodeterminación, vida e integridad personal, alimentación, territorio, educación, salud y paz de individuos, familias y comunidades de Chiapas. La respuesta de todos los niveles de gobierno ha sido el silencio y la omisión, perpetuando así la violación a derechos humanos y ahondando la estructural impunidad e injusticia de la cual hemos sido testigos en experiencias propias.

Por si esto fuera poco, el discurso oficial del gobierno de Chiapas ha convertido el respeto a los derechos humanos en slogan publicitario favoreciendo la simulación que atenúa graves faltas en perjuicio de la población en general. El uso mediático del lenguaje no sólo ha costado cifras millonarias que salen del erario estatal, por cierto cada vez más endeudado, el costo más alto es el de cientos de vidas y comunidades condenadas al olvido, marginación e injusticia estructurales en que ha estado sumido el estado sureño de Chiapas desde tiempos inmemoriales.

Hoy, sobra enumerarles los pactos, tratados y convenios que sus gobiernos han firmado y ratificado sobre el estrado que distintos organismos de Derechos Humanos les han confiado. Hoy, y siempre, dejamos constancia de la fragilidad en que están colocando las débiles condiciones de “paz” en medio de este contexto de guerra.

Finalmente advertimos que, bajo este escenario, las comunidades autónomas en resistencia cuyas poblaciones lo constituyen civiles Bases de Apoyo del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN), son quienes están en el foco de una posible confrontación y, por ende, reactivación de hostilidades como las que guardamos en la memoria colectiva del México agraviado.

Atentamente

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A. C.

Movimiento por Justicia del Barrio,La Otra Campaña Nueva York.

Sociedad Civil de las Abejas de Acteal A.C.

Comunidad indígena purhepecha de Cheran, Michoacan.

Global Justice Ecology Project.

Organisation or Collective, Country.

Mary Ann Tenuto, Comité de Apoyo a Chiapas / Chiapas Support Committee, EU / US.

Sector Nacional Obrero y de Trabajadores de la Ciudad,

el Campo, el Mar y el Aire de la Otra Campaña.

Centro de Derechos Indigenas, A.C

Co-Editors, INTERCONNECT newsletter for the US-Latin America Solidarity Coalition
Rochestern, New York, USA.

Alliance for Global Justice, US.

Campaign for Labor Rights, US.

Nicaragua Network, US.

Colectivo “Miserables Libertarios”, México, Cuernavaca/Jojutla, Morelos.

Organización UCIDEBACC, México, Oaxaca, Pinotepa Nacional.

Sector de Trabajadores de la Otra Campaña, México, D.F.
Sector de Trabajadores de la Otra Campaña, México, Estado de México.
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Atenco, Estado de México.

Wellington Zapatista Support Group.
UK Zapatista Solidarity Network.
Edinburgh Chiapas Solidarity Group.
Kiptik (Bristol Zapatista Solidarity Group).
London Mexico Solidarity Group.
Dorset Chiapas Solidarity Group.
Manchester Zapatista Solidarity Group.
Luddites 200.
West Yorkshire Chiapas /Solidarity Group.

Maderas del Pueblo del Sureste, AC.

Centro Cultural Tierradentro Café

Frente Civico Tonalteco.

Consejo Autónomo de la Costa.

La Reus, Cultural i Solidària per la Pau, Reus – Catalunya.

Colectivo Feminista Casa de Apoyo a la Mujer Ixim Antsetic, A.C. (Palenque).

Melel Xojobal A.C.

Radio Zapatista y London Mexico Solidarity.

La Red de Solidaridad con Mexico (The Mexico-US Solidarity Network).

Salud y Desarrollo Comunitario A. C.

Plataforma de Solidaridad con Chiapas de Madrid.

Colectivo Votán Zapata.

L’Adhesiva, espai de trobada i acció.
Grupo de Apoyo a la Zona Costa de Chiapas.
Mexicanxs en Resistencia desde Barcelona.
Movimiento Ciudadano de Mexicanos en Barcelona.

Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa A.C. Tonalá, Chiapas, México.

CGT – Estado español.

Centro de Derechos Humanos del Usumacinta, A.C.

La comunidad de las Dominicas “fray Bartolomé de las Casas” de Cuernavaca.

Red Nacional de resistencia contra las altas tarifas de la energía electrica Mexico.

Niñas y Niños en La Otra Campaña-DF.

DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LOS MEXICANOS INDÍGENAS, A.C.

Colectivo Azcapotzalco de la Otra Campaña, Boletín La Voz del Anáhuac.

Colectivo Pozol, Tuxtla Gutiérrez.

Red Libertaria Apoyo Mutuo (estado español).
Colleen Rose Marin Interfaith Task Force On the Americas.

Servicios y Asesoría para la Paz.

Red por la Paz en Chiapas.

Carbon Trade Watch.

Enlace, Comunicación y Capacitación, A.C.

Center for Gender Advocacy Canada.

Heidi McLean, Sacramento, California.

World Rainforest Movement – Uruguay.

Misión de Guadalupe.

La Red en Solidaridad con el Pueblo de Guatemala (NISGUA).

Educación para la Paz, A.C. de Comitán.

Cddh Fray Juan de Larios A.C.

Associació Cultural el Raval “El Lokal”.

Colectivo Moch Couoh de Campeche.

Frente del Pueblo en la Otra Campaña.
Movimiento Urbano Popular-Frente Nacional del Movimiento Urbano Popular (MUP-FNAMUP).
Organización Proletaria Emiliano Zapata-MLN.
Radio Proletaria.
Colectivo Ik' - San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
Comitato Chiapas "Maribel".
Comisión de Justicia y Paz.

Jorge Santiago S.

Larry Lohmann, Marnhull, United Kingdom.
Peter D. Mott, MD and Gail S. Mott.
Chuck Kaufman, National Coordinator, Alliance for Global Justice, US.
James Jordan, National Coordinator, Campaign for Labor Rights, US.
Katherine Hoyt, National Coordinator, Nicaragua Network, US .

Esteban Mendoza Guillermo, México, Guerrero.
Braulio Gutiérrez, México, Guerrero.
Selena Noguez, México, Guerrero.
Romualdo Santiago Enedina, México, Guerrero.
Marciano Sebastián Astudillo, México, Guerrero.
Víctor Castillo Pérez, México, Oaxaca.
Cuahutémoc Sánchez Solís, México, Guerrero.
Bladimir Sánchez Solís, México, Guerrero.
Jorge García Vazquez, México, Guerrero.
Rurik Hernández D.LS., México, San Luis Potosí.
UCIDEBACC Calderón Eleuterio, México, Pinotepa Nacional.
UCIDEBACC Yosibel Novo Herrera, México, Pinotepa Nacional, Oaxaca.
Benjamín Felipe Ramírez P. UPN, México, Guerrero.
Juan Espinoza García, México, Guerrero.
Griselda Salazar Montaluo, México, Guerrero.
Elena Herrera Antonio UCIDEBACC, México, Pinotepa Nacional, Oaxaca.
Hilda Nereida Ramírez Monjaraz, México, Tultitlán, Estado de México.
Manuel Escalante M., México, Magdalena Contreras, D.F.
Casimiro Soto Cantú, Guerrero, México, Iliatenco.
Felipe Francisco Reyes, Guerrero, México, Iliatenco.
Serafico Cruz Galeana, Guerrero, México, Iliatenco.
Mikko Makimartti, UNISUR, D.F.
Alma Rosa Gálvez Vázquez, Guerrero México, Tlapa de Comonfort.
Guadalupe Salazar Castro, Guerrero México, Tlapa de Comonfort Gro.
Abel Bruno Arriaga, Guerrero, México, Malinaltepec Gro.
Mario Sánchez Espinoza, Gro. México, Tlapa de Comonfort Gro.
Celiflora Gallardo Meza, Gro. México, Tlapa de Comonfort Gro.
Alejandra Mentado Basilio, Gro. México, Tlapa de Comonfort Gro.
Feu. Javier Monroy Hdez., Guerrero Méx., Chilpancingo Gro.
Minervino Morán H., Méx. Guerrero.
Gonzálo Holma C., Mov.P.V.G., Tlatlero.
Fernando Gateca Chino, Mov. P.V.G.
Flavino Bartolo Naranjo M.P.V.G.
Anna Rosa Domínguez Cerona, México, Distrito Federal.
Ángel Ocampo Arieta, Huixtac, Mpio. Taxco.
Esmeralda Castañeda Cornelio, Temaxcalapa, Mpio. Taxco.
José Luis Cristóbal B., Arcelia, Arcelia.
Gregorio Fernñandez B., Huixtac, Municipio Taxco.
María Elena Tapio Vásquez, México, Oaxaca, Oaxaca.
Bonifacio Mendoza Cruz, México, San Luis Acatlán, Guerrero.
Ramiro Arroyo Sepulveda, México, Chilpancingo, Gro.
Bruno Plácido Valerio, San Luis Acatlán, Buenavista Guerrero.
Carmen Noelia Hernández Canseco, Oaxaca, México, Puerto Escondido.
Elizabeth Gatica Polco, México, Mpio. Tixtla Gro.
Lucio Plácido Díaz, México, San Luis Acatlán Gro.
Gregorio Ruiz Mendoza, México, San Luis Acatlán Gro.
Modesto Mendoza Cruz, Mixteco, S. L. Acatlán.
Felicito Ríos Castrejón, Mixteco, S. L. Acatlán.
Pedro Faustino Mendoza, Mixteco, S. L. Acatlán.
Felipe Olmedo Matías, Mixteco, S. L. Acatlán.
José Altamirano Rivera, Mixteco, S.L. Acatlán.
Florencio Rivera Mendoza, Mixteco, S.L. Acatlán.
Alejandro Mendoza G, Mixteco, S.L. Acatlán.
Pablo Martínez Flores, Mixteco, S.L. Acatlán.
Lázaro Zavala Florentino, Mixteco, S.L. Acatlán.
Albino González Mendoza, Mixteco, S.L. Acatlán.
Feliciano Mendoza Galeana, Mixteco, S.L. Acatlán.
Martín Faustino Villegas, Mixteco, S.L. Acatlán.
Margarita Cortés Villegas, Mixteca, S.L. Acatlán.
Patricia Mendoza Cruz, Mixteca, S.L. Acatlán.
Leticia Arellano Cruz, Mixteca, S.L. Acatlán.
Mario A. Mendoza Arellano, Mixteco, S.L. Acatlán.
Florentina Martínez Flores, Mixteca, S.L. Acatlán.
Berta Ruiz Mendoza, Mixteca, S.L. Acatlán.
Coltrela Osospaielb, Zallalo,Gr, Méx., Zitlalc.
Martha Sánchez Nestor, México, Xochistlahuaca,
Regina Sebastián Castrejón, Mixteco, S.L. Acatlán.
Clemencio Vásquez Quintero, Mixteco, S.L. Acatlán.
Francisco González Mendoza, Mixteco, S.L. Acatlán.
Cornelio González Mendoza, Mixteco, S.L. Acatlán.
Nicolás Vásquez Quintero, Mixteco, S.L. Acatlán.
Margarita Quintero Galindo, Mixteca, S.L. Acatlán.
Alberto Vásquez Mendoza, Mixteco, S.L. Acatlán.
Clemencio Arellano Cruz, Mixteco, S.L. Acatlán.
Roberto Vásquez Quintero, Mixteco, S.L. Acatlán.
Juana Barragan Zavala, Mixteca, S.L. Acatlán.
Lucía Flores Chabelas, Mixteca, S.L. Acatlán.
Julián Martínez Matías, Mixteco, S.L. Acatlán.
Amadeo Ríos Plácido, Mixteco, S.L. Acatlán.
Efraín Ríos Plácido, Mixteco, S.L. Acatlán.
Juan Mendoza Díaz, Mixteco, S.L. Acatlán.
Aniceto Mendoza Dïaz, Mixteco, S.L. Acatlán.
Aurelia Mendoza Flores, Mixteca, S.L. Acatlán.
Federico Castrejón Mendoza, Mixteco, S.L. Acatlán.
Tránsito Rivera Mendoza, Mixteco, S.L. Acatlán.
Celestino Mendoza Campos, Mixteco, S.L. Acatlán.
Armando Mendoza Campos, Mixteco, S.L. Acatlán.
Pablo Ruíz Villegas, Mixteco, S.L. Acatlán.
Magdalena Mendoza Cruz, Mixteca, S.L. Acatlán.
Agustina Ruiz Mendoza, Mixteca, S.L. Acatlán.
Joela Cortés Galindo, Mixteca, S.L. Acatlán.
Paulina Francisco Flores, Mixteca, S.L. Acatlán.
Militón Martínez Basilio, Mixteco, S.L. Acatlán.
José Rivera Zavala, Mixteco, S.L. Acatlán.
Alejandra Martínez Arellano, Mixteca, S.L. Acatlán.
Lucía Francisco Flores, Mixteca, S.L. Acatlán.
Julia Zavala González, Mixteca, S.L. Acatlán.
Julia Rivera Zavala, Mixteca, S.L. Acatlán.
Magdalena Ponce Mendoza, Mixteca, S.L. Acatlán.
Isabel Campos Ruiz, Mixteca, S.L. Acatlán.
Pedro Calleja Rosendo, Mixteco, S.L. Acatlán.
Aureliano Martínez Tomos, México, San José Vista Hermosa, Gro.
Félix Rosario Misario, México, Zayucan Marquelia, Gro.
Osiris Guadalupe Gama Castañeda, México, Chilpancingo, Gro.
Miriam Altamirano Carmona, México, Chilpancingo Gro.
Isabel Rosales Juárez, México, Chilpancingo Gro.
Herrera Gutiérrez Juan Carlos, México, D.F.
García Martínez Jacqueline, México, Distrito Federal.
Martha Silvia Rodríguez Silva, México, Distrito Federal.
Jesús Salvador Flores, México, Distrito Federal.
María de la Paz, México.
Virgina S.P., México.
María Esther Guía Lozano, México, Distrito Federal.
Socorro Méndez Luna, México, Distrito Federal.
Francisca Ruiz, México, Distrito Federal.
Juan Rubalcava, México, D.F.
Mariana M. R., México, D.F.
Carmen Huerta Ruiz, México, D.F., Magdalena Contreras
Beatriz Pérez, México, D.F.
Antonio J. Bola, México, Distrito Federal.
Elsa Fabiola Flores Pérez, México, D.F.
José Manuel Barbosa Franco, México, D.F.
Miriam Jannete Flores Pérez, México, D.F.
Marco Antonio Flores Pérez, México, D.F.
Jimmy Medina Hernández, México, D.F.
Luis Maldonado Pérez, México, D.F.
Juan Baltazar Castillo, México.
Fabiola Martínez Merino, México.
Fco. D. Reyes Jiménez, México.
Martínez González Florentina, México.
Martínez González Isabel, México.
José Guillermo Palacios Suárez, México, D.F.
Rosales Gutiérrez Edith, México, D.F.
María A. M., México, D.F.
María Ángeles Fernández Castillo, México, D.F.
Antonieto Sánchez Millan, México, Guerrero.
Rutilio Mendoza García, México, Guerrero.
Israel Esparragoza Barranco, Puebla.
Katerina Nasioka, Grecia.
En. Shefara Meyer, Suiza.
Itell Sánchez Martínez, México, Puebla.
Arturo Cruz Sebastián, México, San Luis Acatlán, Gro.
Sergio Mendoza Pérez, Oaxaca, Pinotepa Nacional.
UCIDEBACC. Carlos Sánchez, México, Pinotepa Nacional, Oaxaca.
Macedonio Mendoza, México, Tlapa, Gro.
Sitlali Ramírez Nava, México, Tlapa, Gro.
Arquímedes Bolito González, México, Tlapa, Gro.
Armando Galeana Méndez, México, Tlapa Gro.
Rebeca Gómez Villareal, México, Tlapa Gro.
Francisco Javier Sánchez Cruz, Méx., Tlapa, Gro.
Sinforiano Basurto Celso, Guerrero, Rancho Viejo.
Flaviano Galeana Ramos, Guerrero, Iliatenco.
Daniel Villegas Maximiliano, Guerrero.
Luis David Valdés Juárez, Guerrero, Chilpancingo.
Graciela Juárez Ocampo, Guerrero, Chilpancingo.
Martiniano de Aquíno Valdez, Colombia Gpe.
Juan Carlos Paulino Becerril, D.F.
Bruni Marbán Salgado, México, Morelos.
Tania Yohuelli Barberri Marbán, México, Morelos.
Fredi Barberi Rico, México, Morelos.
Fernando Alan López Bonifacio, México, Estado de México.
Cora Jiménez Narcia, México, D.F.
Analía Herrera Govea, México, D.F.
Rebeca Maricela Ramos Ramírez, México, D.F.
Fernando Romero M., México, D.F.
José J. Contreras V. México, D.F.
Luis Ibarra Calderón de la Barca, México, D.F.
Roa Vázquez Joselo, México, D.F.
Verónica Jiménez FE-UNAM, México.
Bernardo Colipan. F., México.
Adrián Sotelo, México, D.F.
Eduardo Miguel Ríos, México, D.F.
Luis E. López Soriano, México, D.F.
César González Ortíz, México, D.F.
Aldo Blanco J. México, D.F.
Jonatan Romero Ayala, México, D.F.
Miriam Cadena, México, D.F.
Julio Diego Zendejas Máximo, México, D.F.
Alberto Rodríguez Reyna, México, D.F.
María José Pasos, México, D.F.
Arturo García Loya, México, D.F.
Marlene Fautsch Arranz, México, D.F.
José S. Cruz, México, D.F.
Amado N. Fernández, México, D.F.
María Josep Giscal Banyuls, España, Alicante
Alfredo Espinosa Jiménez, México, D.F.
Guillermo Cardona O, México, Edo. de Méx.
Isabel Velázquez Quesada, México, D.F.
Nayeli Moctezuma Pérez, México, D.F.
Carmí A. Cruz Ruiz, México, D.F.
Nelson Chávez, México, D.F.
Lorena Ardito Aldama, México, D.F.
Fco, David Reyes Jiménez, México, D.F.
Brenda Porras, México, D.F.
Griselda Reséndiz, México, D.F.
Pedro Rivero Ávila, México, Estado de México.
Eugene Gogol, México, D.F.
Basilio Villagrán Pérez, México, D.F., Delegación Coyoacán.
Ana María Estrada, México D.F., Estado de México.
Arturo García C. “La Bruja de la Risa”, México, Nezahualcoyotl.
Pablo Gómez Padrón, México, Cd. De México.
Margarita Favela Gavia, México, México D.F.
José María Calderón R. México, México D.F.
Ricardo Rojas Santoya, México, Ciudad de México, D.F.
Araceli Martínez Suárez, México, México D.F.
Claudia Alejandra Poch Arona, México, D.F.
Mariana Flores Castillo, México, D.F.
G. Iván López Omalle, México, Ciudad de México.
Mateo Crossa Niell, México, D.F.
Karim Solache Damián UNAM, México, Cd. México.
Rebeca Díaz Blas, México, D.F.
Alexander Vedovi, EEUU/México, DF/Oakland.
María Tirinidad Ramírez U., México, Edo. de México.

Isabel Lozano Maurer de Puebla.

Antonio Gonzales, AIM-WEST Director, San Francisco, CA, US.

Julie Webb-Pullman, Wellington Zapatista Support Group, New Zealand.

Emma Mitchker, England.
Olivia Doerge, US.
Matthew Alborough, UK.
Tony James, UK.
Rob Spidermen, UK.
Eric Hedge, UK.
John Wan, Hong Kon.g.
Roger Wilson, UK
Sheila McNeil, UK.
Joe Lel, UK.
Jo King, UK.
Paolo Rossi, Italy.
Zoe Birrell, Portugal.
Martin Cross, UK.
Claire Smith, UK.
Saul Jones, The Spectre newspaper, UK.
Amanda Gavin, UK.
Seski Alzate, Spain.
Rosa Hardt, UK.
Caryn Llewelyn, New Zealand.
James Holland, NXCC, UK.
Hector Silva, Mexico.
Michael Cropley, EdinChiapas Solidarity, Scotland.
Liz Leigh, Scotland.
Ian Macdonald, London Mex. Solidarity, UK.
Denise Drake, UK.
Will Simpson, Kiptik, UK.
Cornelia Graebner, Manchester Zap Sol, UK.
Michael Reichsborough, Luddites200, UK.
Sam Jackson, W.Yorks Chiapas Sol, UK.
Colum de Burgh, Ireland.
Roger Wilson, Kiptik, UK.
Corrinhe Butterly, Ireland.
Andy Baggs, UK.
Becky Shah, UK.
Aurea Santaclara Souto, Spain.
Amy Lee, UK.
Javier Garate, Chile.
Jungmyn Choy, South Korea.
Vas Ntois, UK.
N. Kolas, UK.
Erin Dopp, UK.
Bruno Muniz, Brazil.
Antonio Gonzales, AIM-WEST Director, 1668 Alabama Street,

San Francisco, CA 94110, Darryl Caithness, UK.
Bojana Vojinovic, UK.
Hana B, US.
Tianel Gerzissttin, Brazil/ UK.
Chris Swann, UK.
Jessica Davies, Dorset Chiapas Sol, UK.
Adam Bailey, UK.
Jessie Johnson, UK.
Taylor Burns, UK.

Antonio Gonzales AIM-WEST Director,1668 Alabama Street, San Francisco, CA 94110.

Caradog Jones, Wales.
Richard Anderson, England.
Graham Bunn, Industrial Workers of the World (IWW), England.
Leslie Barsen, England.
Krzystof Jakubczak, Rozbrat, Poland.
Lorna Scott, Bristol, England.
Emily Gates, IWW, England.
Laura Evans, England.
Martina Tazzeoli, No Borders, England.
Laurie Penny, UK.
Isabel Romera, NKT, Spain.
John Patrick Roffey, UK.
Andy Robertson, Scotland.
Niall Byrne, Northern Ireland.
Maria May, Ireland.
Nick Pratley, Alarm, EnglandCarbon Trade Watch.
Jon Pratley, Alarm, England.
Jamie Heckert. USA/ UK.
Micaela Arancibia, Karkur, Sweden.
Constanza Arancibia, Karkur, Sweden.
Paula Aralena, Karkur, Sweden.
Lucinda Taylor, England.
Joanna King, England.
Seppe V, Freedom in Fire, Belgium.
John Nicholls, England.
Zebedee Moon, Dorset Chiapas Solidarity Group, UK.
Jacek Klepaceki, Poland.
Thomas Birch, England.
Mical Nelken, London.
Gerald Neunier, France.
Ben Wood, Kebele Social Centre, England.
R. Lotherland, Organic Lea, England.
Tala Birch, UK.
Eva Megiss, UK.
Emma Mitchker, Engl Grupo IRU (estado español).

León Chavez teixeiro-inglaterra.

Ernesto Ledesma Arronte.

Rita Valencia, Radio Zapatista y London Mexico Solidarity.

Guillermo Villaseñor.

Gaspar Morquecho Escamilla.

Marcela Jiménez, Adherente individual a la Sexta, Cancún, México.
César Rojo, periodista independiente, México.

Verónica Munier.
Katie Earle, 2110 Centre for Gender Advocacy.

Bianca Mugyenyi, 2110 Centre for Gender Advocacy.
Maya Rolbin-Ghanie, 2110 Centre for Gender Advocacy.

Nicte-Há Dzib Soto.

Malú Huacuja del Toro.

Colectivo Azcapotzalco de la Otra Campaña, Boletín La Voz del Anáhuac.

Montserrat Balcorta Sobrino, estudiante Ciencias Sociales y

Humanísticas del CESMECA. Chiapas.

Dr. Steven Brion-Meisels, Cambridge Massachusetts USA.

Dr. Linda Brion-Meisels, Cambridge Massachusetts USA.

Familia Castillo Ramírez, Guadalajara, Jalisco.

Flavio Meléndez Zermeño. Psicoanalista. Guadalajara, Jalisco, México.

Mario Galván, Peace Action national board member , Carmichael, California USA.

Adolfo Guzmán Ordaz. Chiapas México.

David Cilia Olmos Foro Permanente por la Comisión de la Verdad.
Manu Chao.
Iñaki García.

Miguel Angel Valladares Herrera de Campeche.

Adriana Díaz Enciso.

Diana Bohn,Co-Coordinator NICCA,

Nicaragua Center for Community Action, Berkeley, CA, USA.

Odin Ávila Rojas

Rebeca Lara Flores

Laura Gómez Flores, México, D.F

Liliana Castelan Sanchez

Gerardo González Miranda – San Cristóbal de las Casas Chiapas.

AZUL CORDO, periodista, Montevideo, Uruguay.

Julian Cruzalta

Bego Arretxe

Juan Carlos Paez

Itzel Silva

Patricia Chandomí

En 2008:

La Guerra Interna de México llega a Chiapas

En México se encuentran desplegados miles de soldados que en la supuesta lucha contra la delincuencia organizada han desatado una guerra interna que ha dejado 50 mil víctimas y un aumento alarmante de violaciones a los derechos humanos “Tan sólo en el año 2010 se levantaron ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos 1.415 denuncias en contra de la Secretaría de la Defensa Nacional por violaciones a los Derechos Humanos”.

Uno de los factores de este despliegue militar lo encontramos en la estrategia de “seguridad hemisférica” dictada desde Estados Unidos, que considera que en nuestra frontera

existe una serie de amenazas transnacionales que han surgido en el pasado reciente, que incluyen el terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva, trafico de drogas, tráfico ilícito de armas, lavado de dinero, crimen organizado transnacional, controles fronterizos débiles, migración masiva descontrolada, como también amenazas a redes de transportes y de comunicaciones y elementos críticos de infraestructura”.1

Cabe mencionar que desde el 2006, ante la falta de legitimidad política en las elecciones y la llegada en medio de una crisis social, Felipe Calderón se apoyó en las fuerzas militares, y con el pretexto de una guerra contra el narcotráfico y la “delincuencia organizada”, ha implementado una política que busca a nivel nacional infunde temor a la población, como único recurso ante una clase política y una economía nacional en crisis.

 En ese sentido el 11 de mayo del 2011 El Secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, anunció que el gobierno federal reforzará la vigilancia en la frontera sur para tener más control sobre el paso de indocumentados, mercaderías, drogas y armas, para lo cual se realizará una inversión de más 2 mil millones de pesos en infraestructura, equipamiento y tecnología. Explicó que este año se pondrán en operación tres nuevas estaciones migratorias en Chetumal, Cancún y Palenque, y que en 2012 se construirán otras tres en Campeche y Tabasco. De igual forma, se ubicarán puestos de control integrales en Huixtla, Comitente-La Trinitaria y Santuario-Palenque, en el caso de Chiapas, en las que, aseguró, habrá operaciones conjuntas de autoridades aduanales, migratorias y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como la de Agricultura, entre otras.2

Un mes antes el Ejército mexicano, bajo órdenes del ejecutivo del gobierno federal y en coordinación con el gobierno del estado de Chiapas, realizó la apertura de nuevas bases militares en el territorio fronterizo con Guatemala, en particular en la región de los municipios de Frontera Comalapa, Chicomuselo y Jiquipilas, con 600 elementos cada una. Una de estas bases militares se encuentra en el Valle de Santo Domingo, municipio de Frontera Comalapa, instalada a partir de la irrupción del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y adscrita a la 39 Zona Militar, de Ocosingo.

 El plan de seguridad hemisférica para Mesoamérica (Iniciativa Mérida) no significa sólo la militarización de la frontera, sino continuar, en silencio, como lo ha sido, con las operaciones militares de hostigamiento a las BAEZLN y quienes simpatiza con ellos.

 

 Como muestra de lo anterior, en el mes febrero y marzo, se realizaron operaciones militares en el territorio indígena de Agua Azul. Operaciones que no dejan de mostrar la vigencia del tratamiento al conflicto armado no resuelto. Se realizaron operaciones de tierra y aire por parte de elementos del ejército, así como el establecimiento de nuevos puestos de control, como el que se desarrolló en el crucero de Temó, municipio de Chilón.

 Por otra parte la “organización” auto denominada “La Otra Civil” en el mes de mayo solicitó la intervención del Ejército Federal en contra de BAEZLN en Bolom Ajaw y en reiteradas ocasiones solicitaron al Gobierno su intervención contra la Organización de La Otra Campaña (LOC) de San Sebastián Bachajón.

 La segunda movilización civil para detener la guerra de Calderón convocada para el 8 de mayo por el movimiento encabezado por Javier Sicilia, encontró adhesiones en toda la República mexicana. En Chiapas el EZLN se sumó a esta iniciativa y marchó en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas el día 7 de mayo junto con organizaciones de LOC, Colectivos, Organizaciones civiles, entre otras. Unos días antes de la marcha se registraron fuertes retenes militares en las afueras de Ocosingo con el objetivo de registrar todos los vehículos: pedían identificaciones, preguntaban nombres y apellidos, lugares de procedencia y actividades que realizarían en su destino.

 Con información del Diario Meridiano, del 22 de mayo de 2011, en la zona Sierra y Frontera, los militares aumentaron de manera considerable el número de retenes. En un tramo de 50 kilómetros de La Trinitaria a los límites de Amatenango del Valle, fueron instalados cuatro puntos de revisión.

Sobre la carretera Fronteriza del Sur, que comunica Comitán de Dominguez y Palenque, automovilistas dieron a conocer, que “son muchos los retenes que ha instalado el Ejército, como si estuviéramos en guerra”.

En varios tramos de la carretera pero principalmente en los municipios de La Trinitaria, La Independencia, Las Margaritas, Maravilla Tenejapa, Ocosingo, Marques de Comillas, Benemérito de las América y Palenque, los militares reforzaron sus puntos de revisión e instalaron nuevos puntos.

En el retén del ejido El Jocote, municipio de Frontera Comalapa, las tropas se han extendido en los minutos de revisión por cada unidad que por ahí pasa, lo que ha provocado largas filas de vehículos en el área.

Se tiene información que en la comunidad San Gregorio Chamic, municipio de Frontera Comalapa, en la comunidad La Gloria, municipio de Arriaga y en La Campana, municipio de La Trinitaria, se instalaron retenes militares.

Según información proporcionada a este Centro de Derechos Humanos, el 29 de mayo habitantes del municipio de Chenalhó, en la región de Los Altos de Chiapas, denunciaron que elementos del Ejército mexicano, ingresaron ilegalmente un domicilio particular sin presentar ninguna orden de cateo y sin haber encontrado drogas ni armas que argumentaran su incursión.3

 Otro de los factores de esta guerra son las modificaciones a las leyes que permiten legalizar las violaciones a los derechos humanos. Una de éstas es la posible aprobación de la Ley de Seguridad Nacional que el ejecutivo mandó al Congreso de la Nación el 21 de abril de 2009 a favor de una reforma a la Ley de Seguridad Nacional, y que el Senado realizó modificaciones en abril de 2011 de manera que posibilitaría al presidente de disponer de una intervención del ejército y la marina en contra de grupos políticos, sociales o comprometidos socialmente en la medida en que, a su parecer (del Presidente), representarán una amenaza para la seguridad del país.4

Si a este contexto de Guerra Interna Nacional les sumamos los 17 años de Guerra de Baja Intensidad en Chiapas en contra del EZLN y sus BAEZLN, estamos ante la posibilidad de que en Chiapas se sigan cometiendo graves violaciones a los derechos humanos y se cree un Estado de excepción que incremente la violencia, los conflictos y la guerra.

 

Para mayor información comunicarse con:

Gubidcha Matus gmatus@frayba.org.mx

Jorge Gómez jgomez@frayba.org.mx

 

Hay que devolverle dignidad a la nación

A la fecha ha habido cerca de 36.000 asesinatos entre hombres, mujeres, niños y niñas por la guerra declarada del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa en contra de la delincuencia organizada y que, en palabras de Jorge Carrasco Araizaga “México – La ´guerra interna´ toma forma…”, nos apunta a lo que hoy en día se convierte esta lamentable estrategia:

 “’La guerra’ al narcotráfico declarada por el presidente Felipe Calderón se parece cada vez más a un conflicto armado interno: miles de civiles muertos, ejecuciones extrajudiciales, desaparición de personas, desplazamientos de poblaciones, reclutamiento de menores de edad (…) Inocultables para el mundo, estas expresiones de la violencia han dejado desde el inicio del actual gobierno por lo menos 35 mil muertos, 230 mil desplazados, 283 denuncias de desaparecidos, miles de mutilados y otras tantas víctimas previstas en el Derecho Internacional Humanitario (DIH). De acuerdo con esa norma, la violencia intensa y prolongada en el país tiende a reunir las características de un ‘conflicto armado no internacional’. 1

 Las reformas legislativas que se crearon para esta Guerra han contribuido para que el Ejército mexicano y los cuerpos policiacos invadan los espacios públicos, violenten las garantías individuales, utilicen mecanismos, como el arraigo, violatorios de los derechos humanos como lo han señalado la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Amnistía Internacional (AI) en sus informes anuales.

 Como consecuencia de esta guerra declarada por parte del Estado, también el fenómeno de las desapariciones forzadas de personas se ha incrementado. Apenas el lunes 21 de marzo de 2011, el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas Involuntarias de la ONU fue informado de la “existencia de 283 quejas presentadas ante la CNDH por desaparición forzada entre diciembre de 2006 y febrero de 2011.”2

Ante este escenario, en que la sociedad sufre los efectos de esta guerra, los jóvenes de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárezmarcharon en contra de la violencia3; en Saltillo se creó la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas en Coahuila que visibiliza la difícil situación que se sufre en ese estado, escenario cotidiano de crímenes de lesa humanidad; en todo México se formó el movimiento “No + Sangre” y se promovieron más iniciativas y movilizaciones como la del poeta Javier Sicilia, luego del asesinato de su hijo Juan Francisco Sicilia Ortega en Cuernavaca, Morelos, para exigir ¡ya basta! Con la violencia, asesinatos, feminicidios, desapariciones forzadas cuyas responsabilidades se encuentran en la fallida política implementada por parte del gobierno del Estado mexicano. En este escenario cabe recordar el asesinato de Marisela Escobedo Ortiz, de Susana Chávez y de las, los integrantes de la familia Reyes Salazar.4

 Para dimensionar lo que sucede en Chiapas, retomamos un fragmento de la carta que envía, en un intercambio epistolar, el subcomandante insurgente Marcos a Luís Villoro: “Y no menciono a Chiapas y la guerra contra las comunidades indígenas zapatistas, porque ya se sabe que no están de moda, (para eso el gobierno del estado de Chiapas se ha gastado bastante dinero en conseguir que los medios no lo pongan en el horizonte de la guerra, sino de los ‘avances’ en la producción de biodiesel, el ’buen’ trato a los migrantes, los ‘éxitos’ agrícolas y otros cuentos engañabobos vendidos a consejos de redacción que firman como propios los boletines gubernamentales pobres en redacción y argumentos).”5

 La guerra de Calderón cada vez tiene más presencia en Chiapas y como ejemplo la Capital Tuxtla Gutiérrez tiene retenes militares en todas sus entradas y la base militar que permaneció en el Valle de Santo Domingo, municipio de Frontera Comalapa, instalada a partir de la irrupción del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en un área cercana a la Biosfera de Montes Azules y cerca de la comunidad Lacandona, adscrita a la 39 Zona Militar, de Ocosingo, se convertirá en cuartel con el pretexto de la lucha contra la delincuencia organizada. Asimismo desde enero el comandante de la Séptima Región Militar, general Salvador Cienfuegos Zepeda aseguró que personal militar del 100 batallón de infantería adscrito al campo militar 36 del ejido Chiapas Nuevo en el municipio de Jiquipilas en la región Centro, se incorporó este fin de semana a la zona, para fortalecer y garantizar las tareas sociales y de seguridad en el estado.

Es conocido que municipios como Tuxtla Gutiérrez, Villaflores, Comitán de Domínguez, Palenque, Frontera Comalapa, Tapachula se han dado enfrentamientos y han fallecido civiles en estas acciones.

 Además en los meses pasados se han reforzado campamentos y cuarteles militares; los retenes, patrullajes y operativos, en el marco de la guerra desatada por Felipe Calderón, se han incrementado, sin que se tenga bien definido y claro cuando estas mismas acciones son en contra de la criminalidad organizada o cuando van en contra de las comunidades en resistencia, movimientos sociales, defensoras/es de derechos humanos, criminalizando acciones de defensa y ejercicio de sus derechos.

 Ante este mismo escenario nacional, la organización Sociedad Civil Las Abejas manifestó que “Lo mismo para resolver el problema de Chiapas que para resolver el problema del crimen organizado parece que el gobierno no tiene otra idea más que recurrir a las armas. En realidad, los poderosos, los políticos y gobernantes, sólo saben recurrir a la violencia para proteger su ambición, su plan de saqueo y robo al patrimonio de nuestra nación. El gobierno dice ahora que el ejército es para defender al pueblo… Lo mismo decía en los campamentos de desplazados de Chenalhó cuando militarizó nuestro municipio después de la masacre de Acteal para imponer su contrainsurgencia.”6

 Finalmente, ante una situación de violencia generalizada, fortalecida con impunidad y falta de justicia así como lo confirma la continua liberación de los autores materiales de la Masacre de Acteal, ahora de bajo perfil sin reflectores mediáticos; se suman las acciones de grupos de corte paramilitar, cuerpos policiacos y militares que genera una violación sistemática a los derechos humanos lo cual va encaminado a un clima de violencia exponencial que al parecer no tiene límites.

Para más información con: Gubidcha Matus gmatus@frayba.org.mx

3 En el evento, la policía federal que supuestamente estaba ahí para protegerlos, disparó hiriendo uno de ellos. Disponible en: http://uupn.upn.mx/anuario/index.php/noticias-educativas/noticias-educativas-2010/100-reforma/17376-hieren-a-estudiante-en-marcha-en-juarez.html

Nadie imaginaría que en México existe una guerra…

Nadie imaginaría que en México existe una guerra…


(…)”Teatro de operaciones” es el término militar para indicar el lugar donde se desarrolla la guerra.

En la Tercera Guerra Mundial, Europa era el teatro de operaciones. Ahora ya no se sabe dónde va a estallar, puede ser en cualquier lugar, ya no es seguro que vaya a ser Europa.

La doctrina militar transita de lo que se denomina “sistema” a lo que ellos llaman `versatilidad`.

`Tengo que estar listo para hacer cualquier cosa en cualquier momento. Un esquema ya no es suficiente: ahora necesito muchos esquemas, no sólo para construir una respuesta a determinados hechos, sino para construir muchas respuestas militares a determinados hechos`. Es donde interviene la informática.

Este cambio hace que se pase de lo sistemático, de lo cuadrado, de lo rígido a lo versátil, a lo que puede cambiar de un momento a otro. Y eso va a definir toda la nueva doctrina militar de los ejércitos, de los cuerpos militares y de los soldados. Este sería un elemento de la Cuarta Guerra Mundial.

El otro sería el paso de la “estrategia de contención` a la de ´alargamiento´, o `extensión´: ya no sólo se trata de conquistar un territorio, de contener al enemigo, ahora se trata de prolongar el conflicto a lo que ellos llaman `actos de no-guerra´. En el caso de Chiapas, esto tiene que ver con quitar y poner gobernadores y presidentes municipales, con los derechos humanos, con medios de comunicación, etc.

Dentro de la nueva concepción militar se incluye una intensificación de la conquista del territorio. Esto quiere decir que no sólo es necesario preocuparse del ezln (sic) y de su fuerza militar, sino también de la Iglesia, de las ongs, de los observadores internacionales, de la prensa, de los civiles, etcétera.

Ya no hay civiles y neutrales. Todo el mundo es parte del conflicto”.

Subcomandante Insurgente Marcos

ante la Comisión Civil Internacional de Observación

de los Derechos Humanos (CCIODH)

en La Realidad, Chiapas, el 20 de noviembre de 1999.

A 11 años de estas reflexiones los hechos, dejan en evidencia de que estamos en una etapa prevista en aquel entonces como “la cuarta guerra mundial”; un momento en donde los intereses neoliberales y transnacionales, a través de las instituciones gubernamentales, utilizan todos los recursos de los estados para hacer una guerra en contra de toda la población.

El escenario de guerra en el norte y centro del país es una muestra de cómo todo el aparato político, social, económico y militar se centran en una lucha por el control territorial en todos los frentes, en luchas de poder con la delincuencia organizada, pero también contra las resistencias civiles, quienes defienden la tierra y el territorio, ante la prensa y opinión crítica, ante las expresiones alternativas de la ciudadanía.

Se han modificado leyes para que, por un lado, el ejército tenga mayores facultades arbitrarias para actuar en todos los sectores de la población y, por el otro, leyes que limitan o eliminan las libertades y que usan figuras violatorias a los derechos humanos en contra de cualquier “sospechoso”, como es la figura del arraigo.

Algunos efectos y costos civiles de la guerra que inició y opera el presidente Felipe Calderón en todo México reportan que hasta el momento ha dejado más de 4 mil niñas/os y jóvenes asesinados1 y más de 30 mil personas civiles en total.2

Parte de la estrategia no dicha de esta guerra es lograr instaurar control social, político, y por otro lado el control territorial rural y urbano de la población civil cada vez más descontenta con las acciones y omisiones del Estado mexicano en sus obligaciones de gobierno.

Qué pasa en el sur

Durante el trabajo de documentación y monitoreo, que realiza el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, ubicamos patrones y prácticas que confirman que el gobierno estatal está implementando una estrategia de contrainsurgencia cuyo objetivo militar es la población civil organizada que defiende legítimos derechos. Se sirve de la fuerza pública para reprimir y encarcelar a integrantes de movimientos y organizaciones sociales, corporativizando los medios de comunicación para acallar las denuncias de injusticia y para desacreditar a quienes defienden los derechos humanos. Por otro lado, utiliza un falso discurso de respeto y promoción de los derechos humanos.

El año que transcurrió nuevamente fue marcado por eventos y hechos de persecución, hostigamiento, amenazas, encarcelamiento, censura, arraigo, tortura y asesinatos de líderes sociales, activistas, mujeres, integrantes de organizaciones civiles, periodistas independientes, pueblos indígenas, ciudadanos disidentes y defensoras/res de derechos humanos.

En Chiapas la guerra no pierde el foco en contra de las comunidades y pueblos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional que construyen proyectos de autonomía en resistencia a los embates que el escenario busca imponer. A ello se suma la represión en contra de organizaciones que no firmaron el pacto de gobernabilidad, adherentes de La Otra Campaña y todos aquellos ciudadanos que hagan pública su voz en contra del Gobierno de Juan Sabines Guerrero, política de represión similar a la que ejerció en su época de gobernante, Roberto Albores Guillen y Absalón Castellanos Domínguez.

Otro elemento de la continuada estrategia contrainsurgente lo constituye el excesivo gasto en publicidad3 y medios para hacer verdad los discursos demagógicos de Juan Sabines de gobernar un Chiapas ficticio en el que no pasa nada, pleno en desarrollo y que cumple con los objetivos del milenio de la Organización de Naciones Unidas (organismo que en Chiapas, a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, ha sido denunciado como medio de control social).

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala: “Los Estados tienen la obligación de investigar y sancionar a todas aquellas personas que participen en la planeación y comisión de violaciones a los derechos de las personas que dedican su vida a defender los derechos humanos. La investigación y sanción parcial aumenta la impunidad y, con ello, el riesgo en el que conviven muchas defensoras y defensores.”

Para este Centro de Derechos Humanos es preocupante que la actuación de militares y policías, con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, responda y se guíe por informes oficiales de inteligencia, en donde se advierte sobre el resurgimiento y la actividad de grupos armados subversivos plenamente identificadoscuya intención es desestabilizar a los gobiernos estatal y federal en el marco de las celebraciones del bicentenario.

Para mayor información

gmatus@frayba.org.mx

-.-

1 Nota de prensa: Guerra de Calderón: 110 niños muertos, 3.7 mil huérfanos, Revista contralinea. Disponible en web en: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2010/02/07/guerra-de-calderon-110-ninos-muertos-37-mil-huerfanos/

2 Nota de prensa de agencia apro 17 de diciembre 2010. Disponible en web en:http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/86429

3 Nota de prensa: Deuda pública de Chiapas, la más alta en 16 años.

Archivo PDF. Nadie imaginaría que en México existe una guerra…

Subcomandante Marcos y la Cuarta Guerra Mundial